“Yo hice mi ropa”, una historia de empoderamiento infantil

“Yo hice mi ropa”, una historia de empoderamiento infantil

 yo hice mi ropa: convirtiendo un vestido en falda
Yo hice mi ropa: Convirtiendo un vestido en falda

 

Hace poco más de un mes, en la clase de mi hija dieron un taller sobre los oficios y me invitaron a hablar sobre mi profesión. Me pareció buena idea y llevé una de mis máquinas de coser sin pedales y un saco de retales. Ese día pude comprobar que los peques son capaces de coser piezas sencillas de ropa sin ningún problema. Irene hizo de ayudante y me gustó descubrir cómo, con sólo 5 años, podía enseñar a utilizar una máquina de coser a sus amigos.

Esta experiencia me ha servido de inspiración para organizar un taller de upcycling infantil que llamé “Yo hice mi ropa”,  en el marco de la campaña Fashion Revolution 2016. Siempre he pensado que educar a los niños y las niñas a ser autosuficientes es una forma de empoderamiento. Así que, ¿por qué no enseñarles a coser y empezar a cambiar el paradigma del Fast Fashion?

 

Aprender a coser es absolutamente mágico
Aprender a coser es absolutamente mágico

 

Si sabes coser un botón, arreglar los bajos, usar tu creatividad para arreglar o adaptar una prenda de vestir gastada o descosida, puedes evitar la compra de otra para reemplazarla. No tendrás que tirarla al contenedor ni pagar por un servicio que no te llevará a ni media hora si lo haces tú. Además, esa prenda tendrá para ti un significado especial. Como la has arreglado tú misma, te aseguro que te lo pensarás dos veces antes de deshacerte de ella. Si desde pequeños los niños interiorizan la ley de las tres erres, reducir, reutilizar y reciclar, y tienen los recursos y habilidades para ponerla en práctica, adquirirán unos hábitos más sostenibles. Podrán decidir qué quieren hacer, sin tener que depender de otras personas para solucionar sus problemas. Sin duda, se trata de una forma de empoderamiento, pero tienen que aprenderlo. Y alguien les tiene que enseñar.

 

Fashion Revolution en Sant Julià de Vilatorta
Sira, la más pequeña muy curiosa con la recubridora

 

Así que el pasado fin de semana, mis dos hijos, dos de sus amiguitas y yo, hicimos un taller de upcycling en el jardín de casa. Es increíble la facilidad que tienen los peques para creer en su propia capacidad. Creen que con su esfuerzo pueden cambiar algo si se lo proponen. Ninguno de ellos se planteó que sería incapaz de aprender a coser. Tampoco tuve que convencerlos de que era más fácil de lo que pensaban. A veces los subestimamos. Por ejemplo, Irene ya usaba mi máquina de coser a los 4 años. Sin embargo, para acceder a los talleres de costura de verano la edad mínima es de 6 o 7 años.

 

Seleccionando la ropa
Seleccionando la ropa

 

Lo primero que hicimos fue seleccionar una prenda de vestir para arreglarla o darle otra vida. La más pequeña del taller tenía 3 años. A Sira se le caía el pantalón de pijama y quiso arreglarlo. A Julia, su hermana, le hacía ilusión una falda. Para confeccionarla, eligió un vestido de punto con rayas azules y verdes de cuando mi hija tenía 2 años. Matías, a quien resulta imposible ponerle un pantalón que no sea un chándal, escogió uno de sus preferidos, lleno parches en las rodillas, para tener uno corto de verano. Irene se decidió por una camiseta de algodón grueso, muy suave al tacto y con un osito bordado, de cuando era un bebé. Se propuso hacerle un gorrito a su primo de un año al que adora.

 

Julia cosiendo en el taller de Upcycling
Julia cosiendo en el taller de Upcycling

 

Fue realmente sencillo ponerse a coser. Una vez dadas las instrucciones, trabajamos todos juntos para seguir los pasos: marcar, poner los alfileres, embastar, cortar y coser.

 

Irene y Matías en el taller de upcycling
Irene y Matías en el taller de upcycling

 

El empoderamiento requiere de acompañamiento. Sira, Julia, Irene y Matías se sentían capaces de confeccionar su propia ropa desde el principio. Pero no hubiera servido de nada si no hubiéramos reflexionado juntos sobre la necesidad de reciclar y reutilizar la ropa. ¿Qué evitamos? ¿En qué ayudamos? ¿Qué beneficios nos proporciona? Fueron algunas de las preguntas a las que intentamos responder en el taller. Son las mismas que muchas personas y marcas de ropa se están planteando este año para el Fashion Revolution Day.

 

Who made my clothes?
Who made my clothes?

 

 

La autoconfianza y la autoestima necesarias para creer que puedes cambiar las cosas deben integrarse en un objetivo mayor: el empoderamiento colectivo para conseguir acabar con formas de vida que no nos gustan, como el Fast fashion. En definitiva, se trata de cambiar un poder dominante, insostenible para nuestras vidas. No es algo abstracto.

 

Irene cosiendo en el taller de upcycling
Irene cosiendo en el taller de upcycling

 

El padre y la madre  de Siria y Julia registraron la acción. Hicieron fotos y grabaron el taller, que duró casi dos horas. Puedes uno de los  vídeos del taller pinchando aquí.

Es fantástico ver sus caritas de concentración mientras cosían. Matías utilizó la recubridora de pedal para coser los bajos de su pantalón. Insistió en controlar él mismo el pedal, sin ayuda. Y lo consiguió.

Julia y Matías pusieron tantos alfileres para sujetar la goma de la cinturilla de la falda que resultaba imposible que se moviera al coserla con la máquina. Sira observaba maravillada cómo funcionaba, Irene se quejó de que había sido demasiado fácil coser el gorro y quería hacer algo más difícil.

 

Julia y Matías poniendo alfileres
Julia y Matías poniendo alfileres

 

Este taller casero de upcycling es sólo un ejemplo de cómo el empoderamiento de hoy puede ser la moda sostenible del mañana. Si quieres aportar tu granito de arena, aún estás a tiempo participar en el FRD. Hacer eco de la campaña Fashion Revolution y compartir reflexiones, conocimientos y recursos es otra forma de empoderamiento. La revolución de la moda no es cosa de un día. Puedes aprender a coser y publicar un selfie con el cartel “yo hice mi ropa” en tus redes sociales. Puedes descargártelo aquí

 

Sira aprendiendo a poner agujas
Sira aprendiendo a poner agujas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook

Twitter

YouTube

Google Plus

Follow Me on Pinterest
  • Embroidery Thread Necklace | 31 Cheap And Easy Last-Minute DIY Gifts They'll Actually Want

    Pinned: 30 Mar 2015
  • Vintage embroidery - Folklore

    Pinned: 30 Mar 2015
  • Tutorial

    Pinned: 30 Mar 2015
  • Harujion Design: Sneak peek / Sashiko in modern stylehttp://harujiondesign.blogspot.ca/2012/03/sneak-peek-sashiko-in-modern-style.html

    Pinned: 30 Mar 2015
  • Harujion Design: Sashiko

    Pinned: 30 Mar 2015
  • Harujion Design

    Pinned: 30 Mar 2015
  • Harujion Design: Tutorial

    Pinned: 30 Mar 2015
  • Harujion Design: Tutorial

    Pinned: 30 Mar 2015
  • DIY Leather Pillow Tutorial & How To Sew A Zippered Pillow Cover (The EASY Way!) | vintage revivals

    Pinned: 21 Mar 2015
  • IMG_4449

    Pinned: 20 Mar 2015

Instagram

Follow Me on Instagram